martes, 29 de marzo de 2016

Concentración por la readmisión de compañero re-despedido

Sopra continúa con su política de represión a cualquier tipo de actividad sindical. Después de ser condenada a readmitir a un trabajador al que habían despedido por negarse a hacer guardias, la empresa ha vuelto a despedirle después de haberle eximido de trabajar. El trabajador exigió reincorporarse al puesto de trabajo, tal y como ordenaba la sentencia de readmisión, pero lo que se ha encontrado meses después es con otro despido.

Se trata de la enésima ocasión en la que Sopra reprime a gente que defiende sus derechos. Seguiremos luchando contra este nuevo atropello.

El día 13 de abril a las 13:00 convocamos una concentración para exigir a Sopra el final de esta política represiva y la readmisión del trabajador represaliado.

Concentración:  Miércoles 13 de abril
Hora: 13:00
Lugar: Oficinas de Sopra
Av. de Manoteras, 48 (Esquina Fuente de la Mora)
Madrid

¡Si nos tocan a una nos tocan a todas!

miércoles, 30 de septiembre de 2015

Horas Extra: El mayor robo de la historia

El 58% de las horas extraordinarias que se trabajan cada semana en España son impagadas


Ilustración Byron Mahler

Cada semana se realizan en las empresas españolas más de seis millones y medio de horas extraordinarias, aquellas que se trabajan por encima de la duración máxima de la jornada fijada en el convenio colectivo o en el contrato. Tiempo hurtado al descanso, a la lectura, a la compañía y cuidado de las personas queridas, a pasear, a escuchar, al juego, a hacer el amor, a vivir. Tiempo entregado, y aquí está lo más sangrante, sin apenas compensación en gran parte de las empresas: casi cuatro millones de esas horas extraordinarias semanales son impagadas.

Concretamente, cada semana las plantillas ‘regalan’ 3.904.100 horas a las empresas, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) correspondientes al segundo trimestre de 2015.

Para Pablo Agustín Villén, secretario de acción sindical de CNT Aragón-La Rioja, las horas extraordinarias son en la actual coyuntura un mecanismo para variar ritmos de trabajo y conseguir una producción “a la carta”. Persigue un doble objetivo: ahorro para los empresarios, al evitarles contrataciones que de otro modo serían imprescindibles, y precarización del mercado de trabajo, por cuanto contribuyen a una mayor tasa de desempleo.

El Estatuto de los Trabajadores fija en ochenta el número máximo de horas extraordinarias que se pueden hacer al año y señala el carácter voluntario de su prestación, algo que Sira del Río, ex secretaria confederal de la Mujer en CGT, cuestiona con firmeza:
“Hay una absoluta coacción por parte de las empresas y la amenaza de no renovación del contrato o del despido directamente siempre pende sobre una negativa a realizar horas extraordinarias, incluso de forma gratuita. Por otro lado, la precariedad de los salarios hace que estas horas, cuando se pagan, se vivan como un complemento imprescindible para llegar a fin de mes”.

Mucho más por menos


La trascendencia de las horas extraordinarias es especialmente significativa en un mercado laboral asolado por el paro y en el que la contratación a tiempo parcial se ha impuesto como modelo. El informe Análisis de las horas de trabajo y la jornada laboral en España 2008-2014, realizado por la central sindical UGT y publicado en enero de 2015, abunda en datos sobre la evolución de la jornada durante este periodo de crisis y recesión.

Más de la mitad, en torno al 56%, de asalariados que efectuó horas extra en 2014 no las cobró, señala el estudio de UGT, mientras en 2008 esto le sucedía a una proporción muy inferior, a un 35%. Del total de horas extraordinarias que realizaron las plantillas el año pasado, prosigue el informe, un 52% no se remuneraron. Un peso que ha crecido 14 puntos desde 2008. En la otra cara, las horas extra pagadas han perdido ese mismo peso en este tiempo.
“según algunas fuentes, si se eliminaran sólo las horas extra que no se pagan se podrían crear 75.000 empleos. Es una cifra absolutamente escandalosa. Si añadiéramos las horas extra pagadas, el número de empleos que podrían crearse sería mucho mayor”. 

¿Qué hago si me obligan a echar horas extra?


La denuncia a la Inspección de Trabajo cuando se superan las ochenta horas extra anuales y la reclamación de cantidad por vía judicial en el caso de las impagadas son los caminos para hacer frente a unos abusos que se producen habitualmente mediante amenazas para llevar a cabo algo que, sobre el papel, es voluntario. El miedo, siempre presente en las relaciones laborales.
“La facilidad que tienen las empresas para llevar adelante estas represalias se puede contrarrestar si la negativa del trabajador o trabajadora a realizar las horas extraordinarias se realiza de tal modo que queden pruebas de ello, por ejemplo si se hace por escrito y con acuse de recibo, algo a lo que no estamos acostumbrados ya que solemos comunicarnos de manera preferentemente verbal con nuestros superiores, y que sería bueno generalizar”

Carretero apela a la acción conjunta y a una reorientación sindical para revertir la implantación de las horas extraordinarias.
“Se necesita que la plantilla actúe como una piña y se niegue a realizar horas extraordinarias no obligatorias. Además, los sindicatos deben intentar evitar pactar horas extra estructurales en los convenios, como han venido haciendo los mayoritarios. Eso implica un contrapoder sindical fuerte que pueda obligar a mantener la estabilidad laboral de los trabajadores que no realizan las extras y que, a la hora de negociar el convenio, se centre en la creación de empleo indefinido y con garantías, evitando las contrataciones precarias y la sustitución de trabajo estructural por estudiantes en formación”.

¿Y las autoridades laborales?, ¿cuál es su papel en esta historia?, ¿no deberían intervenir para impedir las horas extra teniendo en cuenta la altísima tasa de desempleo? La respuesta es que ni están ni se las espera.
“se permite la realización de horas extraordinarias por la misma razón que se permiten los ERE en empresas que no tienen pérdidas, por la misma razón que se permite el despido libre, llamado improcedente en nuestra legislación, y que valida la posibilidad de cesar a un trabajador sin ningún motivo con tal de indemnizarle, etcétera. Es decir, esta permisividad por parte de las instituciones no es casual sino intencionada, y responde al modelo social que se pretende implementar, ahondando en la supresión de derechos históricamente alcanzados por la clase trabajadora, y poniendo siempre la maximización de beneficios por parte del empresario por encima de cualquier atisbo de dignidad y calidad de vida entre la mayoría social que componemos las trabajadoras”.

Las horas o la vida


Quedarse a echar unas horas extra afecta de manera distinta a ellas y ellos. Una desigualdad que no es sino consecuencia de la brecha de género existente en un mercado laboral en el que hay diferencias salariales para el mismo empleo y que se enmarca en un contexto más amplio: quién realiza las tareas para hacer sostenible la vida, más allá del trabajo.
“Aunque se va avanzando, las mujeres nos seguimos haciendo cargo de forma absolutamente mayoritaria de las tareas de cuidados y vinculadas a la sostenibilidad de la vida, por lo que la realización de horas extra, las que se realizan en el empleo, es muy difícil. Esta falta de disponibilidad, que tiene que ver con las tensiones inherentes a dos lógicas antagónicas, la de los cuidados y la de los mercados, siempre se saldará en contra de las mujeres”

opina Del Río, quien recalca que la organización de la sociedad se hace en torno a las necesidades de los mercados y no de las personas.

jueves, 10 de septiembre de 2015

Encadenados a Sopra: Cláusula de permanencia

Si acabas de licenciarte y estás pensando en enviar tu CV a Sopra hay una cosa muy importante que tienes que saber antes de firmar nada.

Antes de entrar a trabajar se suele incluir a las nuevas incorporaciones en un periodo de formación tecnológica en Java o en Cobol de 17 días, unas 117 horas.

Esta formación está supeditada a la permanencia en la empresa por un periodo de 2 años de acuerdo a una cláusula, que figura como "PACTO DE PERMANENCIA" en el contrato: 
(Es un contrato de 2014, el precio por hora puede variar)

Esto qué implica 
Si firmas el contrato, estás aceptando una permanencia en la empresa de dos años. O sea, que si la empresa te despide (y el despido es declarado procedente) o decides rescindir el contrato antes de esos dos años, deberás abonar una parte del precio (que estima Sopra) de la formación, en proporción al tiempo que hayas trabajado... Vamos, como la permanencia del móvil.



Si el precio por clase se estima de 20 h y das 117 h, el total son 2340€. Haz cálculos; si, por ejemplo, te hartas de trabajar en Sopra en un año, debes abonar 1170€ para marcharte.

Esto no sería tan grave si la formación fuera útil y de calidad, pero l@s compañer@s que han recibido esta formación nos comentan que la formación es mala y no se aprende, ya que las clases son impartidas por trabajadores de Sopra sin titulación alguna como formadores. Por otra parte en la mayoría de casos la formación no tiene relación alguna con el trabajo desempeñado, con lo que los conocimientos adquiridos se pierden.

Pero, ¿esto es legal?
¿A que parece que no hay base legal para esto? Pues la hay, el artículo 21 punto 4 del Estatuto de los Trabajadores dice que:

"Cuando el trabajador haya recibido una especialización profesional con cargo al empresario para poner en marcha proyectos determinados o realizar un trabajo específico, podrá pactarse entre ambos la permanencia en dicha empresa durante cierto tiempo. El acuerdo no será de duración superior a dos años y se formalizará siempre por escrito. Si el trabajador abandona el trabajo antes del plazo, el empresario tendrá derecho a una indemnización de daños y perjuicios." 

claro que en Sopra se hace un uso indiscriminado de este artículo para encadenar a la gente a la empresa.

Desde esta sección queremos denunciar que:
No hay pacto: pese a existir un pacto contractual, no existe posibilidad de no aceptar dicha cláusula (si se quiere trabajar en Sopra). Al estar en el contrato, o lo firmas o no entras en la empresa. Son lentejas.

La cantidad reclamada por formación no guarda relación con los precios de mercado. Máxime, si tiene en cuenta que la formación estaba financiada por la Fundación Tripartita, la Unión Europea y Sopra Informática, S.A. 

La motivación de Sopra al "pactar" con los trabajadores una formación no es tener trabajadores bien formados y más productivos, sino reducir la rotación de los trabajadores peor remunerados, esto es tenerlos encadenados al menos 2 años.

Y es que son el colectivo que más deja la empresa, sobre todo a partir de los dos años, tiempo más que suficiente para que la gente empiece a darse cuenta de dónde se ha metido.

Por todo esto queremos pedir a la empresa que elimine esta cláusula. Existen mejores maneras de incentivar la permanencia en la empresa. Sin pensar mucho, se nos ocurren cosas como tratar dignamente a las personas que trabajan en ella, por ejemplo.

Si tienes alguna duda sobre el tema contacta con nosotr@s. 

sábado, 15 de agosto de 2015

Eximido de trabajar

Hace algunas semanas se conoció la sentencia por la que Sopra Group era condenada a readmitir al trabajador despedido por negarse a hacer guardias. Así pues, la empresa pagará al trabajador todos los salarios desde el día del despido y continuará pagándole el salario.

Sin embargo, en la comunicación enviada, la empresa indica que el trabajador está eximido de ir al puesto de trabajo. 

Sopra se ampara para tomar esta extraña decisión, en el artículo 297 ap. 1 de la Ley reguladora de la jurisdicción social:
Cuando en los procesos donde se ejerciten acciones derivadas de despido o de decisión extintiva de la relación de trabajo la sentencia declare su improcedencia y el empresario que hubiera optado por la readmisión interpusiera alguno de los recursos autorizados por la Ley, éste vendrá obligado, mientras dure la tramitación del recurso, a satisfacer al recurrido la misma retribución que venía percibiendo con anterioridad a producirse aquellos hechos y continuará el trabajador prestando servicios, a menos que el empresario prefiera hacer el abono aludido sin compensación alguna.

Esta sección quiere comentar varias cosas sobre esta decisión:
  1. No se trata de una negociación en la que el trabajador haya aceptado estas condiciones para dejar de trabajar. Es una decisión unilateral de la empresa. La actividad sindical continuará como hasta el momento.    
  2. La empresa pretende con esto mantener a un trabajador que lucha por sus derechos alejado del resto de la plantilla para evitarse problemas. Prefiere pagar un salario por no ir a trabajar, que tener en la empresa a alguien que ha defendido su dignidad y ha ganado.    
  3. Cuando la empresa alegue que no hay dinero para esto o para lo otro, hay que recordar que para lo que les da la gana, no reparan en gastos.

lunes, 3 de agosto de 2015

Sopra Group, condenada a readmitir a un trabajador despedido por negarse a hacer guardias

Seis meses después de los despidos de tres compañeros, se ha publicado la sentencia por la que Sopra será obligada a readmitir a un trabajador al que sancionó y despidió por negarse a hacer unas guardias que habían sido declaradas ilegales por otra sentencia anterior.

Después de varios meses de lucha, el trabajador deberá percibir los salarios de tramitación de los meses en los que ha estado despedido —con su correspondiente cotización a la Seguridad Social— y ser readmitido en la empresa en las mismas condiciones.

Los otros dos compañeros decidieron aceptar el despido, después de que Sopra reconociera la improcedencia y se acordara una indemnización mayor a la que marca la ley.

Después de imponer unas guardias ilegales, sancionar, despedir y llevar al encargadillo de turno a ganarse el sueldo mintiendo como un bellaco en la vista oral (seguro que están a punto de poner la empresa a su nombre), esperamos que Sopra entre en razón y abandone de una vez estas acciones esperpénticas y despóticas contra los y las trabajadoras que solo están defendiendo sus derechos y su dignidad.

Volvemos a insistir, las guardias son voluntarias nadie tiene que aceptar hacer guardias por miedo. Si Sopra te presiona, contactas con nosotr@s. Desde esta sección, con el apoyo de la Coordinadora de Informática de CGT seguiremos, como hemos hecho siempre, defendiendo los derechos de la plantilla

Si bien las sentencias nos están dando la razón, es necesario que todos los y las trabajadoras nos unamos para poder seguir defendiéndonos cada vez con más fuerza.

La lucha es el único camino.

lunes, 18 de mayo de 2015

Discriminación de genero en Sopra-Steria

Hoy queremos felicitar a una compañera de Francia que sufrió discriminación por ser mujer.
Pese a tener más experiencia que otros compañeros, cobraba menos. Tras denunciar esta situación la despidieron. Junto con la CGT de Sopra-Steria Francia inició una batalla legal que ha terminado con el reconocimiento  que efectivamente es un caso de discriminación de género y con su readmisión.

Este caso nos tiene que servir de ejemplo, si la empresa abusa hay que responder: La lucha es el único camino

CONFIRMACIÓN DEL TRIBUNAL DE APELACIÓN
DISCRIMINACIÓN DE GÉNERO EN SOPRA-STERIA,
TRABAJADORA READMITIDA

El día 7 de marzo de 2014 la magistratura de trabajo de Boulogne tomó una decisión ejemplar señalando la discriminación por genero contra una trabajadora.
La Dirección de la Sopra-Steria apeló esta decisión. El 5 de mayo de 2015, el Tribunal de Apelación de Versalles confirmó la sentencia en primera instancia:
    Condena de Sopra Steria por discriminación de género (salario y desarrollo profesional)
    Nulidad del despido

El Tribunal de Apelación de Versalles va aún más lejos al ordenar la reincorporación de la trabajadora.
Esta resolución es un hito en la lucha por la igualdad en el lugar de trabajo y no sólo en Sopra-Steria.
Esto desmiente todas las declaraciones autocomplacientes de Sopra-Steria sobre su supuesto respeto de los principios de igualdad profesional.
Este caso confirma el enfoque de la CGT y su UGICT en las empresas. Sirve de apoyo a nuestros activistas para luchar eficazmente contra la discriminación, incluida la discriminación de género.
Es también y sobre todo un maravilloso mensaje de aliento para todos las empleadas que sufren esta discriminación, que son una ofensa a su dignidad.








sábado, 25 de abril de 2015

Solidarité de Force Ouvrière Haute-Garonne

Desde la sección sindical de Force Ouvrière en Haute Garonne se hacen eco de los despidos por negarse a hacer guardias en el boletín de abril, que se difunde en los centros de Toulouse y Colomiers.

Boursicoter, ou bien investir ?  Surtout sans accord d'entreprise ou de branche, il est en général possible de les refuser les astreintes :  la Dirlo.Espagnole de Sopra–Steria a été judiciairement condamnée pour son mépris de ce droit et à lever toute sanction infligée ;  Sopra–Steria a alors licencié des collègues ayant refusé :  qu'ils lisent ici notre disponibilité pour la solidarité.





















Merci camarades, nous continuons avec la lutte pour la réadmission des collègues licenciés

LA LUTTE EST LE SEUL CHEMIN!!.